English 91 399 58 81
Compartir

¿Y tú a qué te dedicas? Tips para responder a la famosa pregunta si eres UX

9 noviembre, 2022

“Me alegra que me hagas esa pregunta”

Levanta la mano si a ti también te ha pasado: estás conociendo a gente nueva, por ejemplo, en un viaje de Blablacar, y para romper el muro gélido de los primeros minutos de trayecto, comenzáis a hablar de las cuatro cosas típicas:

Que de dónde eres, que si ya has viajado más veces en Blablacar, que a qué te dedicas…

Que a qué me dedico. Me alegra que me hagas esa pregunta.

A ver cómo le explico a un señor notario de Soria lo que significa el diseño de experiencia de usuario, sin que desconecte de mi discurso a la primera de cambio para pensar en sus cosas.

No es tarea sencilla, pero con el tiempo he ido perfeccionando mis respuestas. Al principio respondía un simple “Diseño páginas webs y aplicaciones móviles”. Pero tras unas cuantas experiencias, esta respuesta simplista no me parecía justa: ni conmigo ni con mis compañeros y compañeras del sector. Así que he comenzado a iterar en mi discurso.

Porque no solo diseñamos webs y apps.

Porque somos mucho más que eso.

Y es por ello que estoy escribiendo este artículo.

Cómo te defines a ti mismo, importa

Si algo he aprendido en estos últimos años, es que la forma en la que te defines a ti mismo, importa. Las palabras, como sabes, tienen mucho poder, y repetir una misma idea muchas veces… puede hacer que te la termines creyendo.

Un ejemplo de la vida real: si te repites muchas veces a ti mismo que la cocina no es lo tuyo, de manera inconsciente puedes estar autoeliminándote de los quehaceres culinarios, cuando muy posiblemente hay un cocinero como mínimo resolutivo y aceptable dentro de ti. (Pero tranquilo, Wetaca siempre será una opción).

Con nuestro trabajo como diseñadores UX ocurre exactamente lo mismo: si nos repetimos las suficientes veces que nuestras tareas se circunscriben solamente al desarrollo visual de soluciones digitales, como marcan los clichés, podemos terminar creyéndonoslo. ¡Y transmitiendo el mensaje erróneo a quienes nos preguntan!

“Pero diseñar, diseñáis… ¿no?”

Por supuesto que sí.

En Redbility pasamos mucho tiempo diseñando páginas web, herramientas, definiendo cada microinteracción en una app, tomando decisiones sobre la estrategia idónea para cada producto… pero esto es solo la consecuencia, el resultado de todo un trabajo diario que al no ser tangible, puede no tener el protagonismo o presencia que se merece. 

Créeme, sin todo lo que te voy a contar en las próximas líneas, diseñaríamos experiencias y productos huecos y poco memorables. Puede que bonitos, pero alejados de la aportación de valor que debe conllevar cualquier perfil UX en su entorno de trabajo. Y eso es lo último que queremos.

Entonces… ¿Qué es lo que hacemos?

Somos y hacemos muchas cosas a la vez

Vayamos al grano. ¿Qué es, entonces, aquello que queda fuera de las conversaciones superficiales sobre el día a día de un UX? He intentado sintetizarlo en 5 aspectos que todo buen Consultor UX debe ejercitar y cuidar:

Un buen Consultor UX inspira

A los usuarios para los que diseña, y también a sus clientes. Un buen trabajo de comprensión por nuestra parte puede encender las bombillas de las personas con las que trabajamos. Tenemos la capacidad de poner ideas innovadoras encima de la mesa y tenemos el potencial de, por ejemplo, crear nuevas líneas de negocio, o de detectar procesos inefectivos. Nunca olvides que una propuesta que salga de tu cabeza puede ahorrarle mucho dinero a alguien…* nunca te guardes una buena idea.

* Hace poco me pasó, y seguramente sea uno de los mayores hitos a alcanzar dentro del UX: una propuesta de concepto con un enfoque disruptivo e innovador, inspiró y generó en uno de nuestros clientes una nueva idea de negocio, a través de la cual cabía la posibilidad de ahorrar un coste económico alto en una de sus operativas actuales. Casi nada.

Un buen Consultor UX es didáctico

Pasamos mucho (¡muchísimo!) tiempo en reuniones: sesiones de investigación, entrevistas a usuarios, conversaciones con negocio y presentaciones de proyectos. Por eso, aconsejaría encarecidamente a cualquier perfil UX que entrene sus habilidades de oratoria y síntesis: saber explicar de forma clara una solución compleja, y hacer llegar tu know-how al receptor, es una habilidad que puede valer oro.

Seguro que has tenido un profesor universitario que sabía mucho pero no sabía transmitir lo que sabía, ¿verdad? ¿Recuerdas cómo te sentías en sus clases? Tenemos que tener en mente que es nuestra responsabilidad adaptarnos a nuestro interlocutor, sea quien sea. Si consigues dar en el clavo con esto, te vas a ahorrar un montón de tiempo.

Un buen Consultor UX lidera

En muchas ocasiones, el diseñador UX suele acabar siendo una de las personas que más sabe sobre la aplicación o solución digital que está planteando. Al final, somos las personas que más tiempo pasamos, desde la fase de research hasta la propuesta final, interactuando con lo que es y debe hacer el producto.

Esto nos proporciona la ventaja, y también la responsabilidad, de tomar el control de la situación cuando es necesario. Es común que en un inicio puedas sentirte a la deriva de lo que cualquier otro stakeholder marque en el proyecto, pero llega el punto donde tendrás todo lo necesario para ser tú quien guíe al resto para alcanzar el objetivo común. Sí, puede abrumar un poco al inicio, pero cuando lo consigas será un avance brutal.

Un Consultor UX es curioso

¿Mi recomendación? Que sepas de muchas cosas. Cuantas más, mejor. Lee libros y artículos (no importa la temática), inspírate con el trabajo de otros, viaja, asiste a eventos, a exposiciones, observa el mundo que te rodea: los objetos que usas, los servicios que utilizas… Una potencial idea brillante puede estar literalmente en cualquier sitio.

Briconsejo: apóyate en estos ejemplos y analogías de la vida cotidiana para reforzar la explicación de tus soluciones. Lograrás conectar mejor con tu audiencia, facilitar la comprensión, y generar empatía con tu discurso.

Un diseñador UX disfruta y es apasionado

Es consciente de que su misión es relevante, disfruta compartiendo su conocimiento, solucionando problemas y ayudando a su entorno. Transmite sus ideas con pasión, porque lo lleva dentro, y porque sabe que cuando las cosas se hacen y se transmiten con emoción y con autenticidad, la experiencia que dejas en los demás se eleva exponencialmente.

«Una propuesta que salga de tu cabeza puede ahorrarle mucho dinero a alguien

Por esto y por muchos puntos más que seguramente se me queden en el tintero, de un tiempo a esta parte en mis viajes de Blablacar suelo contar que soy una diseñadora que acostumbra a ponerse la gorra de profesora, líder política, investigadora, entusiasta y estratega de guerra cuando hace falta. 

Por ello, diseñador, no bajes la guardia cuando te pregunten que a qué te dedicas. La mejor forma de caminar hacia la excelencia es reafirmar nuestro valor como profesionales, y, de vez en cuando, cuestionarnos si estamos simplemente diseñando cosas, o si estamos creando experiencias únicas. Al hilo de esto, me gustaría dejarte esta frase del filósofo Lao Tzu que leí hace poco:

“Aunque hayas tirado diversas veces con el arco, continúa prestando atención a la manera como colocas la flecha y como tensas la cuerda”.

Y ahora: ¿Estás preparado para tu próximo viaje en Blablacar? 😉

Autor
Product Designer

También te puede interesar

  • 11 juegos para testear tus UX/UI skills

    UX/UI

    13 septiembre 2023

    Te presentamos una lista de juegos para poner a prueba tus habilidades. ¿Estás preparado?

  • Diseñar como medio, no como fin

    UX/UI

    5 septiembre 2023

    Reflexionamos sobre la diferencia entre el diseño y las herramientas de diseño, así como su valor en el ejercicio de nuestra profesión.

Suscríbete a nuestra newsletter