English 91 399 58 81
Compartir

Háblame claro, que tengo prisa

26 marzo, 2024

¿Qué es UX Writing?

Seguro que más de una vez tu buen humor se ha tambaleado en mitad de una transacción online. Quizá fuese al toparse con un terrorífico “Ha habido un error”, o con un ambiguo “Haz click aquí”, o incluso al esperar y esperar sin recibir respuesta.

Igual que esperamos recibir un buen acompañamiento en comercios e instituciones físicas, los productos digitales deben ayudarnos a completar nuestras tareas y objetivos de la manera más sencilla posible. Disponer de la información clave en el momento exacto es crucial a la hora de construir una experiencia de usuario memorable. Si el lenguaje es nuestro principal medio de comunicación, ¿por qué no utilizarlo como aliado? 😉

La disciplina de UX Writing trabaja las palabras (o microcopy) que incluímos en nuestros productos. Mensajes de error, labels, botones, modales… Cada palabra cuenta. No obstante, el UX Writting también vela por el tono de la marca, por la manera en la que nos comunicamos con los usuarios y, en definitiva, es parte importante de la relación producto-usuario. 

Pero, ¿cuál es la diferencia entre un copywriter y un UX Writer?
Mientras que un buen storytelling nos ayuda a comunicar, atraer y convencer, el UX Writing además guiará a los usuarios en cada una de las acciones que realicen. Un UX Writer no solo se centrará en escoger las palabras más adecuadas, sino que también será el responsable de optimizar los flujos y crear experiencias sencillas, intuitivas y agradables

Beneficios del UX Writing 

Una persona experta en UX Writing será capaz de resolver las fricciones y problemas de usabilidad en un producto. Además, trabajando en conjunto con un diseñador UX/UI podremos abordar los retos de manera holística. Al igual que aportar un gran valor a la hora de construir o mejorar nuevos flujos y features más claros, impactando así en nuestras métricas y objetivos.
Asimismo, personalizar la comunicación en base a nuestra marca y estrategia es otro punto a tener en cuenta, pues nos ayudará a diferenciarnos y a mantener la atención y el interés de nuestros usuarios.

A menudo, pequeñas acciones como cambiar el microcopy de un botón, pueden afectar a nuestros objetivos con muy bajo coste de desarrollo y una capacidad de iteración muy sencilla. ¿A quién no le gusta un quick win?  ❤

Por último, y no menos importante: los usuarios se sentirán acompañados, seguros e informados para poder tomar sus propias decisiones, siendo más autónomos y eficientes. Por supuesto, ¡no tenemos porqué quedarnos aquí! Un buen trabajo de UX Writing puede hacer que hasta un temible error 404 se transforme en una experiencia en sí misma. 

Entonces, ¿por dónde empezamos?

  • Como todo proceso de diseño estratégico, comenzaremos por el análisis. ¿Cómo se comunican tus usuarios? ¿Y la competencia? ¿Cómo nos estamos comunicando actualmente? ¿En qué punto se sienten más perdidos los usuarios? A menudo nos encontramos con productos que no hablan el lenguaje de nuestra audiencia o que no resuelven las preguntas necesarias. Al igual que el resto de disciplinas relacionadas con la Experiencia de Usuario, debemos empatizar con las personas para las que diseñamos.
  • Identifica tus objetivos y estrategia a seguir. ¿Qué flujos son más importantes? ¿Qué acciones pueden tener más impacto? Si nunca hemos aplicado principios de UX Writing, podemos encontrarnos con una lista muy larga de to do ‘s por delante. ¡Paso a paso, cada mejora cuenta!
  • Llega el momento de ponerse manos a la obra. Si tuviésemos que resumir UX Writting con 4 palabras, serían: claro, conciso, sencillo… ¡y usable!
    1. Claridad: ¿Qué me están pidiendo? ¿Qué información debo preparar? ¿Cuáles serán los próximos pasos? Los usuarios se enfrentan a muchas preguntas que debemos ayudarles a resolver. Seamos transparentes y anticipemos las dudas que puedan surgir utilizando, por ejemplo, frases cortas y sencillas, acciones claras en los botones, o sugerencias útiles en los formularios. Podemos ahorrar mucho tiempo si nos comunicamos con claridad.
    2. Ser concisos: nuestros usuarios no tienen tiempo para detenerse. Muchas veces se harán lecturas diagonales o incluso se comenzarán procesos sin leer las instrucciones previas. Tengamos en cuenta el funcionamiento de la lectura en diagonal y el escaneo de pantalla, detectemos cuando es necesario repetir información clave y estemos muy atentos a las preguntas que necesitamos resolver.
    3. Sencillez: palabras complejas, terminología técnica, párrafos interminables… Si una acción conlleva mucho esfuerzo puede llegar a frustrar y saturar al usuario. Siempre tratamos de optimizar y simplificar nuestros flujos, hagamos lo mismo con nuestros microcopys. ¡La sencillez nunca pasará de moda!
    4. Usabilidad: al igual que en el diseño UX, un UX Writer debe velar por la usabilidad. ¿Es legible un texto? ¿Se entiende lo que estamos pidiendo al usuario? ¿Estoy siendo accesible? Podemos crear copys súper divertidos y creativos, ¡pero no perdamos la usabilidad de vista!
  • Mide tu impacto. ¿Qué tal se han aceptado las mejoras? ¿Estamos teniendo resultados? Los test A/B, por ejemplo, pueden ser uno de nuestros mejores amigos para validar o descartar conceptos. Analiza y mide los resultados de tus acciones de UX Writing para seguir aportando valor y entendiendo cada día un poco más a tus usuarios. 
  • ¡Bonus extra! Ve un paso más allá para crear una experiencia memorable. Muchos productos ya incorporan UX Writting en sus procesos como una técnica más para potenciar sus objetivos y construir mejores experiencias. Podemos dinamizar un aburrido formulario de registro, gamificar un error de servidor, potenciar el espíritu aventurero en una app de vuelos, divertir a los más pequeños en apps educativas… El UX Writing y el diseño de producto son disciplinas creativas, ¿Quién se apunta a resolver retos desde la creatividad y la innovación?

 

Somos conscientes de que, como consumidores, cada vez nos volvemos más exigentes con los productos que utilizamos, ¡y no es para menos! La disciplina UX Writing cada vez gana más y más peso en los equipos de producto por su valor estratégico. Estamos seguros de que poco a poco iremos explorando más sobre este fascinante mundo y, por qué no, soportar muchos menos  “errores inesperados”. 😉

 

También te puede interesar

Suscríbete a nuestra newsletter