English 91 399 58 81
Compartir

Deja que la estrategia guíe tu proceso creativo

12 diciembre, 2022

Si eres conocedor del mundo de las agencias de diseño, seguramente habrás notado que muchas veces las consultoras trabajan con grandes clientes de un mismo sector. Y no, en Redbility no somos la excepción. Nuestra cartera de clientes es muy amplia y muchos de ellos pertenecen a los mismos sectores: banca, telecomunicaciones o industria, por poner algunos ejemplos.

A la hora de afrontar varios proyectos de un mismo sector cabe plantearse una cuestión: ¿cómo ofrecemos un producto fresco y adaptado a este cliente?

La cuestión está en que, al enfrentarte a un encargo en un sector inexplorado, tu mochila viene libre de piedras, abierta a nuevas soluciones y sin ataduras de un proyecto anterior. Sin embargo, el verdadero reto está en hallar una solución diferenciable y única al encadenar un nuevo proyecto en el mismo sector. Para dar con la tecla y conseguir innovar, debemos poner nuestro máximo esfuerzo en lo esencial: la propuesta de valor que lo diferencia. Centrándonos en ello, seremos capaces de desligarnos de cualquier otro proyecto anterior y usar la experiencia adquirida para potenciar la solución que planteemos en el nuevo reto.

Suena bien, ¿por dónde empezamos?

Antes de nada debemos aclarar que, cuando hablamos de procesos de creación, tenemos que tener en cuenta que posiblemente existan tantos como diseñadores. Con este acercamiento, vamos a poner el foco en cómo afronta el departamento Visual de Redbility su proceso a la hora de arrancar un proyecto.

Nuestra metodología para llevar a cabo el desarrollo de un proyecto, desde el primer acercamiento del cliente al resultado final, contiene una serie de etapas por las que transitamos, siempre con el foco en mente de alcanzar unos objetivos concretos. 

Del mismo modo, nos toca ser conscientes de que no somos máquinas configuradas para hacer productos en serie. Cada proceso de creación posee una importante parte personal de cada diseñador, ya que se alimenta de nuestros conocimientos, visión, intuición y experiencias. Estas son puestas al servicio del proyecto para cumplir con los objetivos marcados y lograr la excelencia en el producto diseñado.

Abordarlo como si fuera único

Seguramente el consejo más importante sea este: trata cada proyecto como algo único. Está claro que ese es el reto de partida con el que nos enfrentamos, y quizás suene a cliché, pero esta es la premisa fundamental para empezar con buen pie.

Aunque ya hayas hecho varios proyectos como el que tienes entre manos, trata de mantener una mentalidad abierta para no agarrarte a una primera solución que, a priori, parezca evidente. Piensa que no es la continuación de aquel proyecto que ya hiciste, o que aquello que en otro caso funcionó, ahora no tiene por qué hacerlo. Estar abierto te permitirá reaccionar a nuevos estímulos e investigar vías que parecían incuestionables.

«Trata cada proyecto como algo único

Y, ¿en qué se diferencia del resto?

Cada cliente es distinto, y cada proyecto persigue sus propios retos. Para no caer en el error de aplicar una solución genérica, debemos tener un magnífico conocimiento del cliente y sus objetivos. Plantearnos qué quiere, qué necesita y quiénes son sus usuarios. Por ello, afina tus sentidos en las reuniones con ellos, escucha y toma nota de todo, porque es aquí cuando más suelen soltarse y dar buena pista de lo que esperan encontrar en nuestro trabajo. Esto nos ayudará a guiarnos durante todo el desarrollo. 

Inspírate. ¡No siempre hay que reinventar la rueda!

Ahora bien, una vez que somos conocedores del rumbo, tenemos que empezar a andar el camino. Imaginémonos frente al ordenador mirando un lienzo en blanco. Cada segundo mirándolo se hace eterno. ¿Cómo empezamos? 

Se trata de una pregunta que todos nos hacemos. Por lo que, a la hora de abordar un proyecto nuevo en Redbility, una de las fases más importantes es la búsqueda de inspiración. Y, es que ¡no debemos descuidar lo que ocurre a nuestro alrededor! Es esencial tomar tiempo para inspirarnos, ver diferentes propuestas creativas, seleccionar o descartar opciones sabiendo qué encajará más con el proyecto, etc. Este ejercicio de investigación puede prolongarse durante días, así que, es importante saber qué se busca y ser disciplinado con los resultados a guardar

El objetivo está en recopilar y ordenar esta información en un único lugar al que se pueda volver siempre que se necesite. Desde ahí, lo siguiente será analizar toda información valiosa para entenderla y extraer aquello que pueda ser de utilidad. Toma nota de los elementos visuales que te resulten interesantes como las tipografías usadas, el tono de las imágenes, la paleta de colores, e incluso los puntos coincidentes con otras referencias.

Una muy buena herramienta para realizar este proceso es Pinterest. A estas alturas no necesita presentación. Nosotros la usamos para crear tableros y subtableros en los que centralizar de manera ordenada cada inspiración que queremos conservar. Como consejo avanzado: acompaña cada referencia con una breve descripción explicando por qué guardas dicha imagen. ¡Te será de utilidad cuando lo revises en el futuro!

Además, si otro miembro del equipo (desde perfiles UX hasta front) ve algo que puede encajar con el proyecto, también puede añadirlo al tablero. ¡Es una gran herramienta colaborativa!

Otra forma de almacenar y organizar esta información es emplear una página en Figma, Sketch o la herramienta que utilices. Lo importante es que te resulte cómodo acceder a esta investigación para poder volver a ella fácilmente y recordar lo que te inspiró de cada referencia, sin dejar que caiga en el olvido.

Bien, hasta ahora hemos hecho una primera aproximación a nuestra forma de trabajar el apartado visual de un proyecto, desde el conocimiento de la estrategia a la búsqueda de referencias y la importancia de tenerlas bien accesibles y organizadas. En un siguiente artículo abordaremos lo referente a cómo activamos esta inspiración, trazamos propuestas gráficas y resolvemos nuestros bloqueos creativos.

¡Hasta la próxima! 😉

También te puede interesar

  • 11 juegos para testear tus UX/UI skills

    UX/UI

    13 septiembre 2023

    Te presentamos una lista de juegos para poner a prueba tus habilidades. ¿Estás preparado?

  • Diseñar como medio, no como fin

    UX/UI

    5 septiembre 2023

    Reflexionamos sobre la diferencia entre el diseño y las herramientas de diseño, así como su valor en el ejercicio de nuestra profesión.

Suscríbete a nuestra newsletter