English 91 399 58 81
Compartir

Paco Lara de Hanzo: “Un diseñador visual tiene que aprender a ser Diseñador, en mayúsculas.”

21 marzo, 2019

Los pasados 14 y 15 de marzo, celebramos en el nuevo Redbility Innovation Center la primera edición del Damn! I’m visual. Un evento en el que juntamos a las principales consultoras a nivel nacional e internacional, a productos como Fintonic y Cabify e incluso a herramientas como InVision. Hablamos de la figura del visual designer como pieza fundamental en la transformación del diseño de productos y servicios en los últimos años. Estas empresas dieron su visión también sobre cómo ha mutado este perfil hacia otras disciplinas en la creación de productos y servicios digitales, sobre la evolución de las metodologías y sobre su papel en el negocio.

Hanzo fue una de estas empresas, y es que no podían faltar. La ponencia que dieron Diego Blanco y Paco Lara no dejó indiferente a nadie.

Paco empezó estudiando química. No la acabó por los pelos pero reconoce que le ha ayudado más de lo que podría parecer de primeras a ser un buen diseñador. Internet se cruzó en su vida y me se dio cuenta de que quería ser diseñador. Después de una etapa en el mundo de la publicidad, acabó llegando al diseño de experiencia de usuario casi sin darse cuenta y de una forma muy natural. A lo largo de estos años ha tenido la oportunidad de trabajar en distintas agencias y empresas que le han dado la experiencia con la que cuenta hoy día. 

Una de las cosas que le motiva hoy día de su trabajo es que el reto varía en cada proyecto y eso te hace crecer y aprender cosas nuevas cada vez. Según nos contaba en la entrevista, no es lo mismo aterrizar en un producto y en unas funcionalidades una idea de servicio que plantear un sistema de templates basadas en un sistema de diseño. Palabras textuales: I love this game!

Vemos que tienes gran inquietud sobre la formación en el sector, ¿cuál es tu punto de vista?

Sí, siempre me ha gustado esa parte de la transmisión de conocimientos y actualmente colaboro con la  escuela Fictizia, y aunque yo soy bastante autodidacta, me parece que la figura del profesor tiene un valor enorme.

En cuanto a mi punto de vista sobre el sector, creo que hay cosas buenas y otras que no tanto: Entre las buenas está, por ejemplo, el nivel de los profesores. Está genial ver a gente que trabaja en las agencias y empresas top, dando clase y compartiendo su conocimiento sobre cómo se trabaja realmente en el día a día, y creo que la forma de enfocar la enseñanza de los bootcamps, centrada en lo práctico, es muy buena.

Dentro de las que no me gustan tanto está, con diferencia, el modelo al que han llegado muchas escuelas a la hora de formar nuevos profesionales, muy centrada en el corto plazo.

Cómo hay demanda, muchos de los cursos están enfocados en una formación general y que no llega a profundizar realmente y creo que eso es malo para todos a la larga. Se está vendiendo con mensajes comerciales del tipo: “cambia tu vida en tres meses”, “Conviértete en diseñador UX/UI en X semanas” que hacer estos cursos es sinónimo de encontrar trabajo fácil, rápido y bien pagado. Y esto puede ser así, aquí y ahora, pero no es sostenible.

Por otra parte, pienso que no se está planteando la formación de cara a enseñar a los estudiantes a ser diseñadores, algo que veo imposible hacer en ese tiempo, por mucho que te centres en lo práctico.

Ese para mí es uno de los mayores problemas y es algo estructural, en el sentido de que es una limitación de la duración del propio formato.

Creo que es prácticamente imposible enseñar a nadie service, interacción, diseño visual y tecnología en ese tiempo, y menos aún a ser diseñador, a pensar más allá del medio, a entender qué es realmente el diseño.

Porque yo, aunque soy especialista en diseño de productos digitales, podría diseñar una revista o una experiencia en realidad virtual o aumentada. Sólo tendría que aprender el entorno y las reglas del juego. No digo que sea algo sencillo, pero tengo las herramientas para hacerlo.

Cuando hablo de esto me gusta hacer la analogía con la gente que ve las series en 1,5x. Los llaman fasters, y creo que representa muy bien nuestro modelo actual de enseñanza. Dame algo y dámelo ya.

Como decía, creo que no es bueno, ni para los alumnos, que no aprenden realmente, ni para las empresas que buscan perfiles junior.

¿Cuál sería para ti la formación ideal de un perfil visual?

Creo que un diseñador o diseñadora visual tiene que aprender a ser Diseñador, y lo pongo con mayúsculas.

Para mí, son super referente de esto que digo, gente como Bradley G Munkowitz o ​Peter crnokrak, que son capaces de llevar lo visual a unas cotas alucinantes, aplicándolo a cualquier tipo de proyecto y usando técnicas diferentes. Como digo, para mí, auténticos Capital D Designers.

Los perfiles que vienen del diseño gráfico y que han trabajado como directores de arte en publi o diseñadores que vienen del papel, eso ya lo traen aprendido. Para esa gente, el camino es más sencillo pero si eres psicólogo, abogada o técnico de sonido y te interesa el diseño visual, necesitas tener una formación mucho más profunda, porque el diseño visual es más que elegir una paleta de color, una tipografía y saberse de memoria los principios de la Gestalt.

En muchos cursos, echo en falta el enfoque del diseño visual más allá de la parte relacionada con el uso de una interfaz, que por supuesto es vital, o un software específico, pero no hay que olvidar que el diseño también es una herramienta para comunicar y generar engage y aquí entran muchos otros factores, como la presencia de la marca.

De hecho, la parte técnica de cómo se trabaja en lo digital, me parece la parte más sencilla y al alcance de cualquiera. Si tu ya sabes trabajar con retículas, vas a entender muy fácilmente cómo se usa un grid de 8 px, por poner un sólo ejemplo fácil.

Así que, para mí, la formación ideal es la que te prepara en todos esos sentidos.

¿Te consideras autodidacta?

Totalmente. Yo he aprendido prácticamente todo lo sé, y no sólo de diseño, a base de trabajar, leer, hacer cosas, equivocarme, equivocarme otra vez… De hecho, la curiosidad y esa capacidad de aprender por uno mismo la veo una habilidad super valiosa en una profesión como la nuestra que cambia constantemente.

Cada poquísimo tiempo tenemos una funcionalidad nueva, un nuevo software, una nueva tecnología, etc.

Ser capaz de adaptarse a ese cambio lo veo imprescindible, aunque es verdad que demanda un tiempo y esfuerzo extra que a veces cuesta asumir.

Empresas del mundo, ayuden a sus empleados a seguir formándose con tiempo y dinero

Paco Lara
UX Designer UI Specialist en Hanzo

¿Cómo ves al diseñador visual del futuro?

Para mí es todo una cuestión de medio y contexto.

Esto tiene que ver con lo que decía antes del avance de la tecnología. Desde mi punto de vista, totalmente opinable, un diseñador visual ahora necesita tener también otro tipo de conocimientos como motion graphics, por poner sólo un ejemplo. No sólo a la hora de saber manejar el software de turno, sino a la hora de diseñar las animaciones. Porque lo visual, entendido de una forma más genérica, también evoluciona.

Volviendo a lo que decía antes, el diseño de una página de una revista, aunque comparte muchas cosas, tiene unas necesidades diferentes a las del diseño de una interacción o el de una pantalla de una app o de una web, por lo tanto creo que el diseñador visual tiene que tener las habilidades necesarias para diseñar en cada contexto. En un futuro muy próximo, diseñaremos sin parar experiencias en realidad aumentada y ahí, el diseñador visual, como el resto de diseñadores, tendrá que entender el entorno tridimensional, aprender y experimentar con las interacciones basadas en gestos y voz, y adaptarse, tanto a un nivel alto y teórico, como a uno más práctico que tiene que más que ver con el software y las herramientas.

Lo único que tengo claro es que no nos vamos a aburrir y que estamos en un momento apasionante.

¿Qué es ser ahora diseñador visual? ¿Está de moda?

Creo que sin querer he respondido a la primera pregunta. Ser diseñador visual ahora es diseñar hoy, estar al día y abrazar el cambio: Entender el presente y sus desafíos a todos los niveles y no olvidarnos de que el diseño visual, como todo diseño, tiene una función.

En cuanto a que esté o no de moda tiene mucho que ver con cómo se percibe. Si nos ceñimos a la concepción viejuna (con perdón) de cómo es el proceso de diseño de un producto, en el que el visual se quedaba relegado a una función casi cosmética, desde luego que no está tan de moda. Si entendemos el valor del diseño visual como algo fundamental en la usabilidad de una interfaz y en el diseño de sus interacciones, layout, sistematización, etc, creo que sí lo sigue estando.Creo hay que analizar bien cuáles son los flujos de trabajo que seguimos actualmente y no caer en el mismo error que vemos en muchas empresas y acomodarnos en lo que hemos hecho de la misma forma “toda la vida”. Como decía un antiguo compi de curro, no olvidarnos, que muchas veces lo hacemos, del UX del UX.

Damn! I'm visual

Conoce más sobre el evento
Autor

Compartir

Suscríbete a nuestra newsletter

También te puede interesar

Usamos cookies de terceros para mejorar nuestros servicios y obtener datos estadísticos de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en Política de privacidad y cookies