English 91 399 58 81
Compartir

David Huertas de The Cocktail: “Debemos conectar emocionalmente a las personas con la tecnología, de una forma responsable y honesta.”

5 abril, 2019

Desde Redbility teníamos claro que el diseño de experiencias de marca tenía que estar presente en Damn! I’m visual. Enseguida pensamos en David. David ha pasado del branding al digital y pensamos que su punto de vista podía aportar mucho al evento. Y así fue.

Comenzó trabajando en diseño editorial, donde considera que empezó a sentar sus bases como diseñador. No sólo desde el aspecto gráfico sino también desde el aspecto objetual / material. Comprendió que detrás de un producto impreso, su trabajo no acababa en la materialización gráfica, sino que se abrían otros ejes que intervenían en la identidad de un producto. Se llegaba a cuestionar qué comunica una pieza editorial si la “desnudase” de diseño gráfico. Cuál es el formato, que relación tiene el objeto con el contenido, cómo se utiliza, que materiales posee, etc.

Posteriormente continuó su trayectoria trabajando en el sector del branding, donde la cantidad de elementos de identidad sobre los que podía trabajar crecía exponencialmente.

Desde cómo se expresan esos elementos visualmente, cómo se expresan en movimiento, cómo suenan, cómo conectan emocionalmente con las personas (cuál es su conexión emocional con las personas), qué impacto tienen en el mundo.

Trabajar en branding le ha enseñado muchas cosas: sensibilizar con múltiples contextos, tener una visión más transversal del diseño, enriquecer el pensamiento creativo… pero sobretodo le ha enseñado la capacidad que podemos tener los diseñadores de poco a poco, hacer un mundo mejor.

Hoy trabaja en el sector digital como consecuencia de una inquietud sobre la materialización de las marcas en productos digitales. Cómo llega esa promesa, cómo conectan con las personas, cuáles son los márgenes y qué nuevos caminos se abren para diseñar productos relevantes y significativos.

Paralelamente trabaja también como profesor de diseño en moda, donde también se abren nuevos caminos y visiones del diseño. Un ámbito muy enriquecedor, donde tu responsabilidad como diseñador no está tanto en el qué sino en el cómo. Cómo construir futuro de una forma distinta, más humana.

Su inquietud por la profesión se mueve por la transversalidad  y el impacto que aporta el diseño al mundo. Es el camino hacia el que dice, seguirá creciendo.

¿Cuál es la función del branding dentro de un producto digital? ¿Qué elementos abarca?

Creo que el branding tiene mucho que aportar en este sentido. El término branding, al igual que el término “producto digital” es más amplio. No se queda únicamente en lo visual. Responde a unas necesidades estratégicas, una razón de ser, una promesa, una experiencia, a una forma no sólo de decir o mostrar las cosas, sino de hacerlas.

En este contexto dentro de producto digital, desde mi punto de vista, el branding tiene un reto muy especial: Conectar emocionalmente a las personas con la tecnología, de una forma responsable y honesta. Creo que como diseñadores, tenemos una responsabilidad brutal en este sentido. No solamente desde lo funcional, sino también desde lo experiencial. Tenemos la oportunidad de estimular todos los sentidos que estén en nuestras manos para afectar sobre experiencia de un producto. Cómo y qué se mueve, se visualiza, vibra, suena, habla, comprende o hace que me mueva.

¿Cómo la marca the cocktail se ha diseñado pensando en entornos digitales?

La marca de the cocktail, nace pensando sobretodo en el entorno humano. Sea cual fuere el contexto, la marca tenía que sensibilizar con las personas.

El entorno digital es una consecuencia y un factor que nos condujo a idear un sistema de identidad visual “smart”.

Desde cómo las formas orgánicas “liquid intelligence” representan de forma viva el crecimiento de la empresa, a cómo hemos reducido la palabra “the cocktail” a “TCK” para convertirlo en un símbolo reconocible y que abanderase una forma de hacer las cosas dentro y fuera de la empresa. Consiguiendo así un logotipo “responsive” pero cargado de significado.

El branding responde a unas necesidades estratégicas, una razón de ser, una promesa.

David Huertas
UI Designer

¿Cómo es la formación para un diseñador que quiera crecer en branding?

Creo que la formación para un diseñador que quiera crecer en branding pasa por enfrentarse a nuevos retos dentro del sector digital. Tirarse al barro y entender cómo funcionan las cosas para abrir así un mayor espectro de oportunidades sobre las que poder trabajar y enriquecer la transversalidad de las marcas y los productos digitales. En definitiva, sensibilizar con la transversalidad del diseño. No sólo en offline sino en online. Sensibilizar incluso con lo que no nos llega de forma tangible.

“Pensar con los ojos y visualizar con la mente.”

Tener la capacidad para enfrentarse a cualquier reto. Identidad visual, puntos de contacto, vídeo, interfaz y muchos etcs.

¿Cómo ves el presente y futuro del diseño de identidad de marca?

Mi experiencia hasta ahora, me dice que se están automatizando mucho los  procesos y cada vez estamos más cerca de la tecnología. Lo que en cierto modo a veces nos puede hacer pecar de convergencia o uniformidad en términos visuales o bien de trabajar a ritmos de trabajo muy acelerados en cuanto a tiempos. Creo que en términos de identidad de marca, tenemos que reaccionar y cambiar el punto de vista. Ir más allá de lo que ya sabemos que “funciona”. Desafiar a la tecnología, ampliar horizontes.

Creo que es significativo y preocupante que surja la palabra “blanding” en este sentido. No podemos diseñar clones toda la vida.

La identidad de una marca conlleva un lenguaje visual. Un lenguaje que debería de ser tan reconocible hasta el punto de que si cegásemos el nombre/logotipo de la marca, seguiríamos identificándola a través de otros elementos.

La identidad de la marca ha de crecer hacia más direcciones, pero sin perder la esencia de lo que hace que esta sea reconocible.

Creo que a futuro esta tendencia del “blanding” provocará que se acentúe aun más la necesidad de diferenciación a través de identidad visual.

Mi sensación es que dentro de unos años, nos vamos a encontrar en un ámbito mucho más exigente.

Los sistemas de identidad visual, ya no son estáticos. Ya son dinámicos e inteligentes y esto implica tener una visión más amplia y una especial atención por los detalles.

¿Con qué te quedas de la primera edición del Damn! I’m visual?

Damn!

Con muchas cosas. Pero en conclusión:

Tenemos mucho que hacer y cada vez impactamos en más áreas y distintos foros.

Aprovechemos esta oportunidad para hacer un mundo mejor, desde la honestidad y la responsabilidad.

Damn! I'm visual

Conoce más sobre el evento
Autor

Compartir

Suscríbete a nuestra newsletter

También te puede interesar

Usamos cookies de terceros para mejorar nuestros servicios y obtener datos estadísticos de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en Política de privacidad y cookies