Archivo por etiquetas: Apple

Parece Flash, pero no lo es

Escena frecuente: El responsable de internet de una empresa de gran consumo nos pide que le rediseñemos su sitio web. Presentamos 5 propuestas con diferentes estilos gráficos. Las examina boquiabierto e incrédulo a la vez y dice: “Muy bonito, pero eso seguro que no es indexable en los buscadores y además en ese pedazo de pantalla se ve perfecto pero… ¿y en el ordenador de mi abuela?

Orgullo por un lado, desánimo por el otro. Orgullo porque realmente hacemos webs bellas, tan atractivas como un super-Flash pero sin perjudicar el SEO y con capacidad de ser visualizadas en todo tipo de dispositivos. Pero desánimo también porque el desconocimiento masivo frente a las nuevas posibilidades tecnológicas en materia web alimentan prejuicios difíciles de vencer e impiden la evolución.

De hecho, en referencia a la batalla Apple vs. Flash, Microsiervos apuntaba en un post reciente que a Google tampoco le gusta Flash y una prueba de ello es el hecho de que un sitio desarrollado en Flash no posiciona en buscadores, es decir su efecto es nulo en términos de SEO.

¿Cómo lo logramos?

La clave son los estándares web.  La combinación de HTML, CSS y JavaScript es increíblemente potente, especialmente si hablamos de HTML5 y CSS3, formatos que ya soportan todos los navegadores mainstream excepto Internet Explorer, que como viene siendo habitual lleva un retraso tecnológico de varios años con respecto a su competencia.  En todo caso es posible aprovechar las vantajas de los nuevos estándares sin renunciar a una correcta experiencia del usuario en los navegadores menos avanzados.  Esta es nuetra forma de trabajar.

Sólamente utilizamos Flash (y otras tecnologías propietarias) para elementos decorativos de la página, o en todo caso para enriquecer visualmente componentes que también son funcionales sin Flash.  Esto implica que la estructura, y por supuesto todo el contenido, es HTML semánticamente correcto, accesible e indexable.  En este tipo de sitio si desactivas el plugin Flash Player en tu sistema y recargas la página verás que el sitio sigue funcionando exactamente igual, sólo que algunos elementos son visulamente distintos (por ejemplo, algunos fondos decorativos pasan a ser imágenes estáticas en vez de en movimiento).

De hecho la técnica que utilizamos permite una degradación controlada de la visualización, es decir, el sitio mantiene intacto el contenido y su accesibilidad si vas desactivando progresivamente (o no dispones de) el Flash player, el JavaScript y los estilos CSS.  Cada uno de estos escalones mejora la experiencia de usuario pero no modifica en absoluto el contenido ni la capacidad de posicionamiento del site. Así aseguramos la accesibilidad y la compatibilidad multi-ventana. Nunca utilizamos Flash para otra cosa que no sea la decoración, y siempre es un “plus” cuya ausencia no compromete la visualización del site.

Sitios como NH Resorts, Telefónica o Los viajes de Cuatro son la mejor prueba de que se puede tener todo: accesiblidad, posicionamiento en buscadores, visualización multi-ventana… y todo ello sin renunciar al factor WOW.

Comentarios

 

 

Tacita a tacita

Faltan unas horas para que Apple nos vuelva a asombrar con sus creaciones y nos llene la vida de ansiedad, angustia y desesperación por no poder tenerlas todas.  Mientras esperamos os dejo una infografía de GigaOM que explica de una forma muy sencilla cómo ganar 250 millones de dólares al mes con las aplicaciones del AppStore.

Dedicado a todos aquellos que hace unos años decían que el sistema de microprecios sería un fracaso.

The AppStore Economy

Comentarios

Cuestión de filosofía

bhKTvCKNApzpav96qBKWF7lAo1_500

No he podido evitarlo.  Después de leer este artículo en un blog tengo que ponerlo aquí.  Tal como el autor comenta al final, se trata de un indicador de las diferentes filosofías de dos empresas y sus formas de entender el diseño y la calidad.  Dejad vuestros comentarios, por favor.  Ya sabeis lo que yo pienso.

These two remotes, by Apple (left, Apple TV) and Microsoft (right, Xbox 360), do approximately the same things with a few exceptions:

  • The Microsoft remote uses two AA batteries that need to be replaced about every 6 months. The Apple remote uses a single CR2032 that has never needed to be replaced.
  • The Apple remote has 6 buttons. The Microsoft remote has 46, only 15 of which are regularly used for media playback.
  • The buttons on the Microsoft remote are backlit so you can see what they do in the dark. The Apple remote doesn’t have this feature because you never need to look at the buttons after the first minute of use.
  • The Apple remote works from nearly any position in the room with approximate line-of-sight between itself and the front of the Apple TV. The Microsoft remote has the worst reception angle of any remote I’ve ever used (supposedly 90°, ±45°). Mine starts failing consistently at about 22° right of center at a distance of 8 feet, putting it right at the bottom of their specified total radius (~44°). It won’t even work from the right half of the couch.

This is a pretty good indicator of the two companies’ design philosophies and quality goals. And this isn’t even considering the software interface that each remote is respectively controlling.

Comentarios