La dura vida del innovador

Supongo que eso que se dice de “el Einstein que todos llevamos dentro o deseamos ser” (que cada uno tome la versión que prefiera) debe ser verdad, pero la parte que no se dice es la más verídica “siempre es frustrante”.

Por lo menos esta es mi experiencia, corta, pero experiencia como ideadora. Cuando era pequeña comencé por inventar las uñas postizas en un alarde de ser una “chica mayor” al estilo de Cristal (http://imgserv.ya.com/galerias2.ya.com/img/0/089e59d7132665bi3.jpg). Y aunque gasté todas las existencias de cartulina y celo de la papelería de mi barrio, con mucho empeño eso sí, un día mi hermano, que contaba con 5 años más de experiencia en la vida y estaba harto de la cursi hermana pequeña que le había tocado sufrir, me llevó a la droguería y me enseñó una caja de cartón que contenía unas uñas de plástico sin color. Mi respuesta ante tal ofensa hacia mis expectativas fue: “ya, pero las que yo hago son rojas”.

Más tarde siguió la tentativa de hacer abrigos con paraguas incorporados, pero sin duda alguna, ahí lo que predominó fueron las atentas palabras de mi madre a cerca de cuidar las cosas y del aparentar ser una persona normal por la calle.

Lo que quiero decir con todo esto es, que a pesar de las ganas de cada no y de los esfuerzos, muchas veces el crear tiene sus sufrimientos y que en muchos casos, más que inventar se redefine.

De hecho,  mi último impulso ha sido crear un Barrio Sésamo virtual (dejándome llevar por la nostálgica ilusión motivada por su 40 cumpleaños). Ya lo estaba viendo todo en mi mente, un sin fin de aplicaciones, una revolución escolar… un planazo. Pero otra vez surgió la presencia del NO, me enviaron directamente a la web de Barrio Sésamo (http://www.sesamestreet.org/videos). Otro mazazo más. Pero claro ¡!!A quién se le ocurre!!!, cómo iba a ser de otra manera. ¡!!La pasión frente a la razón!!!

¿Acaso no es esto lo que vemos todos los días? Por ejemplo: ¿cuántas personas os han mostrado sus fabulosas aplicaciones para realizar complejas tareas de organización, presentación de resultados…? Las hay con BB.DD incluida, sin incluir, con posibilidad de alquilarla, con gráficos con escalas de color estándar, con el background sombreado, corporativo, con desplegables, automatizado… todo un mundo!! Y la respuesta ante la pregunta ¿en qué se diferencia del que tengo? es: pues que el mío es más fácil, dinámico, atractivo…diferente.

Y es que, lo que a mí me gusta es indagar en lo que una cosa/hecho puede llegar a ser. De hecho, cuando surge la idea ¿por qué no mostrar otra visión? Creo que es justo esto el inicio de la innovación, el motor del progreso. Ir más allá construyendo sobre lo conocido o sobre lo “por qué no” y justificándolo diciendo: “ya, pero el mío es mucho más moderno”.